Imagen

358,5

Hoy he asistido, por segunda vez, a la proyección de Dancismo, de Paz Rojo y Emilio Tomé. Una nueva oportunidad para ahondar en lo “extra” como potencia de acción. Ahí estaban los cuerpos, desde la salida de los trabajadores fabriles de la película de los hermanos Lumiére al tiempo de descanso en un plano secuencia interminable… de Charles Chaplin y Peter Sellers en El guateque… a los movimientos de las revueltas de los PIGS del Mediterráneo. Instigar esa potencia y rumiar la pregunta sobre qué saben hacer los cuerpos, qué están olvidando, qué no les permitimos hacer, son cuestiones que acompañan nuestro camino extraabsurdo.