Imagen

1137,02

Me seduce el título Las diez mil cosas un libro publicado por Asteroide y cuya autora es María Dermôut y también leer algo de una escritora holandesa que  publica su primera novela con 63 años. Me gustan estos ejemplos de vida que nos recuerdan que el tiempo no corresponde únicamente a la “juventud”, podemos seguir creciendo si nos lo proponemos. Este libro está repleto de rincones interiores, como el jardín de especias o los tesoros que la abuela guarda en el armario, historias de la dama del pequeño jardín y gente que busca algo moviéndose: Aquellos días empezó a hacer expediciones por toda la isla. En cuanto se marchaba se encontraba mejor: en un prao o, sobre todo, caminando, escalando los montes por rocas o precipicios… Nada le parecía demasiado empinado o lejano. Se bañaba y nadaba en todos los arroyos que cruzaba (…) En aquellas salidas empezó Felicia a buscar antigüedades: objetos raros de porcelana y loza, muebles curiosos, objetos de cristal, en fin, de todo. Llevaba medicinas, como le había enseñado su abuela, y dinero.