Imagen

1617,5

En el verano de 1983 maduró la idea de la creación de una Asociación ciudadana para la defensa y potenciación del entorno natural y de la riqueza cultural de Villaviciosa. Alertados ante la creciente degradación de la Ría, del paisaje rural y urbano de la comarca, un reducido número de amigos decidieron aunar esfuerzos para articular y en su caso despertar el interés hacia el patrimonio artístico e histórico, la estética de las construcciones nuevas, el campo, las playas y la Ría. Los promotores declaraban que no querían asistir impasibles a estos procesos y se proponían crear un movimiento ciudadano en defensa del paisaje -medio natural y urbano- del concejo de Villaviciosa. 31 años después el proyecto se ha consolidado y sus publicaciones son un referente a consultar. Mi tía Delia, un aliado natural para cualquier transición que uno se proponga, lleva años trabajando en este proyecto, aportando una pequeña proporción de la creatividad con la que aborda su paso por el mundo. Tengo que agradecer además a Cubera la hospitalidad con la que me ha acogido estos días de agosto, compartiendo conmigo su refugio, para encontrarme en el camino, consultar senderos, dibujar planos y cronogramas.