Imagen

1883,32

Sigo con la literatura de los TFM, en esta ocasión es en el texto de Lorena Fernández Prieto, Una historia de lo posible, donde se da el encuentro con Benjamin: “Esta concepción de Benjamin tiene que ver con una comprensión del tiempo como algo abierto, que se opone a la idea del tiempo continuo con el que trabajaba la historiografía. Como nos explica Agamben,  A la idea de un progreso de la especie humana en la historia, propia de la socialdemocracia y el historicismo, que es “inseparable de la marcha a través de un tiempo homogéneo y vacío”, le contrapone “la conciencia revolucionaria de hacer saltar el continuum de la historia” (Jetzt-Zeit), entendido como detención mesiánica del acaecer, que “reúne en una grandiosa abreviatura la historia de la humanidad”. (Agamben, 2010:147) Es este sentido de la detención, esta resistencia al continuo, lo que convierte la historia en política. Resistirse a que las cosas sigan pasando es un acto profundamente político”. No puedo evitar pensar en el libro que publicó Consonni de Marcelo Expósito, Walter Benjamin productivista. Un ensayo que reactiva a Benjamin políticamente sin dejar de mirar a nuestra historia reciente y las relaciones que se establecen entre arte, política y activismo. Volvemos a estar en una época de oscilación entre el crimen del autoritarismo sistémico y la transformación revolucionaria, por eso es importante, a la par que político como nos indica Fernández Prieto, resistirse a que las cosas sigan pasando.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s