Imagen

2234,03

¡Qué bien los encuentros en la tercera fase! Comienza la temporada, en Pradillo, con Cuqui Jerez. Si alguien en Madrid lee esta entrada está a tiempo de no perdérsela (sábado 20/9), aviso. Cada noche un repertorio abierto a la fascinación, los objetos cotidianos cobrando vidas tragicómicas. Las palabras y las cosas, siempre las palabras y las cosas. Un rodeo al pasodoble in crescendo que nos deja embelesados. ¡Qué bien sienta el talento! necesitaba una dosis para borrar la mediocridad que nos acecha. Intervalos para desmenuzar a Cuqui con Pedro y Selina que ya está tramando nombres  para los nuevos tiempos: ¡Elitismo barato! un término prestado de Sánchez Ferlosio. “Cuando Mairena expuso su proyecto ideal de centro de enseñanza, contraponía claramente una posible Escuela Superior de Sabiduría Popular, como lo rechazable, frente a una posible Escuela Popular de Sabiduría Superior, como lo deseable. Así que lo que Mairena propugnaba podría, muy ajustadamente, designarse como elitismo barato, en el que, por afectar la baratura tan sólo a la actividad de la enseñanza, no al saber enseñado, la tal escuela podía permitirse concebir la aspiración de llegar algún día a hacer mayoritario ese saber“.  Juan de Mairena se postula entre los títulos para una siguiente lectura colectiva ¿se animan?

Imagen

2204,15

Algunas recomendaciones fueron quedando apuntadas, no olvidadas y llegan meses después. Es el caso de Frente a los cerrojos seguido de Puntos de referencia, del que Beatriz me pasó la introducción de la traductora, cuando estábamos dándole vueltas a la traducción de La Odisea. Ahora es el propio Michaux. “Tras doscientas horas de interrogatorio ininterrumpido, Bossuet habría confesado que no creía en Dios. Cuándo declaraba por milésima vez, habría que exigir “¡Más! ¡Más” y hacerle que volviera a contar todo desde el principio, sin parar, siempre. Se le habría visto hundirse, confesando, alcanzada esa capa del ser donde ya no vive ninguna certidumbre. Ese obispo seguro de sí mismo, tuvo la suerte de vivir en una época en la que no sabían interrogar a fondo. Como advenedizo se aprovechó de eso, regodeándose. Sin embargo, como nos ocurre a nosotros, él necesitaba mucho descanso para tener ideas. Si no las ideas pasaban como suelen hacer. Verdaderos pensamientos ¿qué es eso? Ya es mucho si se encuentran. Pero ya pueden ustedes leerlo y releerlo: no sospechaba nada.” Descanso, remolonear las ideas, además de entrenarlas con viento y chubascos otoñales, empiezo a acumular un lapsus tras otro, la mente está distraída, confusa, preparada para el trasbordo.

Imagen

2183,61

Descubrimientos del final del verano. La gramática parda, de García Hortelano tiene un humor similar al de Amanece que no es poco. -¿No te parece que te has comportado de una manera heroica pero insufrible? -Simplemente digna. -Yo, tú lo sabes, estoy de tu parte. A mí me parece que, teniendo medios para tener vocación, la vocación de una persona es lo más principal. Pero también hay que comprender que a tu madre le asuste que te hayas empeñado en ser Flaubert y sólo Flaubert. No se puede derrochar tanta cerrilidad, amor mío, sobre todo cuando lo que una pretende es una insensatez. Eres muy extremista, pequeña, las cosas como son. (…) -Yo considero que es un oficio penosísimo, pero maleable. Estoy mirándome al espejo. Para darte mi opinión sincera, a mí me parece un mal oficio, lleno de desventajas, de sufrimientos, de frustraciones, de negruras, que lo único que va a proporcionarte el día de mañana es fama y dinero. En fin, ni siquiera un oficio. A mi me parece una desgracia. Pero eso sí, una desgracia maleable. La radicalidad de ser Flaubert y no la Sagan, hasta cuándo puede uno ser cómplice o debe dejar de serlo. ¿Te expulsan las instituciones o en un momento dado o decides que lo mejor es estar al margen, no participar, no integrar una comisión de calidad que calla para mantener el estatus quo?

Imagen

2161,86

Las uñas con esmalte semi-permanente azul. Una inmobiliaria que en su folleto cita a Benedetti, con los ojos cerrados. Un paseo para ver camiones y trenes que parten y llegan a Chamartín. Las escaleras mecánicas. Un molde de plástico con forma de cangrejo que se llena de agua y arena. Ya he aprendido a tirarme por el tobogán grande. Llamadas que no logro contestar. Gramática Parda. Palabras que no sé de dónde sacar. Los verdaderos temores. Extranjera a lo Camus. Los retos de pensar modelos de la investigación artística en Doctorado. La legitimación. Las presentaciones del TFM. La fecha prevista de llegada a Atenas se adelanta. Un proyecto I+D. La cuenta-atrás y la transición que comenzó. La materialidad de las decisiones que vamos a tomar. La perplejidad propia y ajena. La apertura del curso en el MNCARS con Benjamin Buchloh. Las relecturas y los malos entendidos, las ofensas, El arte, los artistas y la vida cotidiana de Gloria G. Durán. Este es el abono a ciegas del martes 16.

Imagen

2131,85

Está a punto de comenzar la temporada en el teatro Pradillo, que expanden la programación en su blog, web y enlaces como el de Jaime Conde-Salazar que escribe: “La danza del futuro se compone como una red de sucesos, cuestiones, experiencias y contextos interconectados que forman una especie de organismo que vive y se transforma constantemente.  Por eso, cada vez más, la danza del futuro se refiere y se nutre de las circunstancias en las que tiene lugar y de cómo la vida y el mundo se concretan en un sitio a lo largo de un tiempo. Así, la danza expande sus límites más allá de los dispositivos tradicionales de representación, más allá de los ámbitos de trabajo autorizados y más allá de los espacios asignados al arte y la cultura en las culturas burguesas capitalistas.” La primera presentación es The Dream Project, de Cuqui Jerez, es “12 meses de trabajo. Un experimento acerca de cómo trabajar y cómo producir. Es la creación de una colección de pequeñas piezas de diferentes formatos y temas no necesariamente relacionados unos con otros.” Deseando expectante.

Imagen

2100,02

Vivimos en Tetuán, casi enfrente de la mezquita. Nuestros vecinos son dominicanos, españoles, filipinos, árabes. Desde hace aproximadamente un mes un grupo de extrema derecha se ha instalado en la calle Juan de Olías. Llevan a cabo prácticas xenófobas y discriminatorias, practican la violencia (van dos palizas a inmigrantes) y actúan como atrayente para reconocidos neonazis que se refugian en siglas y proyectos supuestamente sociales. Estamos muy preocupados porque no se trata de un conflicto entre ellos y el CSO La Enredadera, sino de un retroceso en la construcción de una convivencia, bastante sana, en Tetuán. La Enredadera es buena para el barrio, es un espacio de encuentro en el que se practica la solidaridad y el apoyo mutuo. Es una red de personas que, al dejar de ser anónimas entre sí, se hacen invencibles frente al aburrimiento, frente al pesimismo, frente a la crisis. Cuando hoy llegamos a la Plaza de las Palomas parecía un polvorín, dos grupos separados por una calle, rodeados de policía nacional e injustamente equiparados por los medios de comunicación, estamos asistiendo a una infamia con visos trágicos.
Imagen

2086,16

Mañana en el Molar, con zapatitos de tacón, todo listo para escuchar a Sef+Albufera en un concierto matutino child friendly. Si, la amistad, postergada y necesaria como agua de mayo. Beatriz me manda una cita del Palacio de la luna de Paul Auster: “Yo había saltado desde el borde del acantilado y justo cuando estaba a punto de dar contra el fondo, ocurrió un hecho extraodrinario: me enteré de que había gente que me quería. Que le quieran a uno de ese modo lo cambia todo. No disminuye el terror de la caída, pero te da una nueva perspectiva de lo que significa ese terror. Yo había saltado desde el borde y entonces, en el último instante, algo me cogió en el aire. Ese algo es lo que defino como amor. Es la única cosa que puede detener la caída de un hombre, la única cosa lo bastante poderosa como para invalidar las leyes de gravedad.” Los aliados de vida, dispuestos a ayudarnos a transitar el abismo.