Imagen

2131,85

Está a punto de comenzar la temporada en el teatro Pradillo, que expanden la programación en su blog, web y enlaces como el de Jaime Conde-Salazar que escribe: “La danza del futuro se compone como una red de sucesos, cuestiones, experiencias y contextos interconectados que forman una especie de organismo que vive y se transforma constantemente.  Por eso, cada vez más, la danza del futuro se refiere y se nutre de las circunstancias en las que tiene lugar y de cómo la vida y el mundo se concretan en un sitio a lo largo de un tiempo. Así, la danza expande sus límites más allá de los dispositivos tradicionales de representación, más allá de los ámbitos de trabajo autorizados y más allá de los espacios asignados al arte y la cultura en las culturas burguesas capitalistas.” La primera presentación es The Dream Project, de Cuqui Jerez, es “12 meses de trabajo. Un experimento acerca de cómo trabajar y cómo producir. Es la creación de una colección de pequeñas piezas de diferentes formatos y temas no necesariamente relacionados unos con otros.” Deseando expectante.

Imagen

425,45

Hoy hemos acompañado bailando durante una hora y media a Gloria&Robert que proponían una maratón de baile, a partir de la película Danzad, danzad, malditos (1969) de Sidney Pollack, cuyo acontecimiento central es un maratón de baile, que se celebra a principios de los años 30 en EE.UU. A priori, solo deben seguir una regla básica para poder llegar al final del maratón: no pueden dejar de bailar. No obstante, con el paso de los días (más de 50 días consecutivos: más de 1200 horas), esta regla se traduce del siguiente modo: los participantes no pueden dejar de moverse («bailar» indica que tienen que permanecer en postura vertical realizando algún tipo de movimiento vagamente coreográfico: sus rodillas no pueden tocar el suelo). El maratón finaliza cuando solo una pareja permanezca en la pista. De este modo, el concurso se va transformando poco a poco en una experiencia radicalmente agotadora. Aunque no se aceptó a ninguna persona que mostrara síntomas de enfermedad o debilidad, algunos de los participantes sufrieron lesiones musculares, ataques al corazón o crisis nerviosas agudas. ¿Por qué? ¿Acaso ese premio justificaba un esfuerzo y un sufrimiento de este tipo? La cuestión excede un argumento racional. Parece obvio que todos diríamos que no: no vale la pena. Sin embargo parece que nadie tiene otra opción. Pues eso, 2014, a elegir nuestro cansancio.

Imagen

389,88

Ya ha llegado la primera ampolla, en el talón. No hay tiempo para asimilar las propuestas del festival QPUC que son un auténtico lujo, la actuación de Christian Duarte, bailando la historia, es una delicia. En los intermedios comentamos con Javier y Jorge el mundo que nos abre las artes escénicas y lo bueno que sería atisbarlo en la Facultad. Este será uno de los retos que asumiré el año que viene en mis clases junto con ellos que articularán la activación de los pliegos de Teatro y Danza y la biblioteca como aliada fundamental. Será la oportunidad para acercarnos a la Comunidad Pradillo y a Antonio Fernández Lera “Creo que todos los autores de Pliegos –y me incluyo en esa lista– compartimos ese deseo de cambiar algo, en nuestras vidas y en las vidas de los demás, espectadores o lectores. Compartimos el deseo de romper la rutina y la pereza mental, como creadores y como espectadores. Los Pliegos no defienden nada, solamente muestran algo que existe. Que ha existido, que existe y que seguirá existiendo (incluso cuando los Pliegos como tales dejen de existir): el rescoldo como un elemento del fuego”. Nuevos compañeros de travesía.

Imagen

358,5

Hoy he asistido, por segunda vez, a la proyección de Dancismo, de Paz Rojo y Emilio Tomé. Una nueva oportunidad para ahondar en lo “extra” como potencia de acción. Ahí estaban los cuerpos, desde la salida de los trabajadores fabriles de la película de los hermanos Lumiére al tiempo de descanso en un plano secuencia interminable… de Charles Chaplin y Peter Sellers en El guateque… a los movimientos de las revueltas de los PIGS del Mediterráneo. Instigar esa potencia y rumiar la pregunta sobre qué saben hacer los cuerpos, qué están olvidando, qué no les permitimos hacer, son cuestiones que acompañan nuestro camino extraabsurdo.

Imagen

240,32

El domingo asistí a la presentación de Aitana Cordero, aunque al inicio parecía haber resonancias de la noche anterior (y es que hay preguntas que flotan en el aire) después llegaron algunos de sus intereses artísticos recurrentes como el “encuentro entre cuerpos”, la intimidad, la “senxsualidad”, la fisicalidad de la violencia y la exploración de los protocolos y convenciones de las artes escénicas. Otros intereses que suelen integrarse en sus procesos y creaciones son la filosofía, la literatura, los estudios de género, la pintura y la gastronomía.“Me interesa el concepto de ‘entrenamiento’. Insistir en una práctica hasta obtener objetivos, trabajar con el cuerpo que se mueve, el cuerpo que piensa, el cuerpo que crea, el cuerpo en transiciones, en el cansancio, en el cambio.”

Imagen

198,04

La tarde discurre entre las propuesta-conferencia de Diego Agulló que trae sus DANZAS PELIGROSAS al Torreón de CasaEncendida que en su análisis de términos destaca la travesía como un “viaje transversal. Recorrido que atraviesa por el medio un espacio o estructura” en eso estamos y así terminamos la noche, de la mano de Eva Meyer-Keller (en la imagen) y sus PULLING STRINGS que abren un camino para pensar la tercera vía, la de la acción reapropiada. No se pierdan las propuestas, que todavía queda mucho programa hasta el 22!!