Imagen

78,53

Nuestros primeros acompañantes, en este recorrido, son literarios. Con ellos hacemos parte del camino. Dino Buzzati y Bàrnabo de las Montañas nos acompañan en la “salida” de Madrid. Se siguen mezclando tiempos y espacios: 1933-2014. La espera, los días largos, la luz que surge y palidece: experimentar lo que significa esperar, no tanto a algo o alguien, sino simplemente esperar. Para Bárnabo y para nosotras la experiencia del tiempo como director de la vida, con sus signos discretos, ligeros y atolondrados… “Al principio Bàrnabo buscaba algo que le recordase las montañas. Observaba incluso las paredes de las casas comparándolas mentalmente con las grandes paredes. Pasaba minutos contemplando piedras recogidas del suelo que agrandaba fácilmente con la fantasía y en las cuales imaginaba dificilísimas vías de subida. Desgraciadamente, en el campo no había ni siquiera una roca, ni un precipicio. Sí había, al fondo, un pequeño valle, pero lleno de arbustos y plantas.”