Imagen

1400

La continuidad de los parques, los de aquella época, con sus filos de hierro, sobre los que nos colgábamos boca abajo. Los que tienen arena o son de tartán, con sus cestos para bebés. En el catálogo de Playgrounds, encontramos un texto de Lars Bang Larsen que concluye con el siguiente párrafo: “Podemos remontarnos al límite moderno de lo lúdico con el cuadro de Jean- Baptiste Siméon Chardin titulado El niño de la peonza (1738), en el que un niño contempla una peonza que ha lanzado sobre su pupitre. El minúsculo objeto está en movimiento, representado en suspensión antes de que deje de girar ante la mirada del niño. El juego en tonalidad mayor siempre se ha predicado en diversos actos precarios: las piedras arrojadas a un arroyo, una peonza en movimiento que está a punto de perder la verticalidad. Este tipo de acontecimientos desnudos, modestos, fugaces, poco memorables, indignos de la «madurez» de nuestro tiempo, son los que debemos revisar.” Sin embargo yo os propongo las pompas de jabón, ese aire contenido, infraleve y contenedor de la potencia.

Imagen

1309

Emilio me recomienda la lectura de Summerhill, un libro que lleva el mismo nombre que la famosa escuela que dirigieron A.S. Neil y su esposa durante 50 años. Así sostiene que hay que educar a los niños en “libertad” y permitir que aflore su capacidad de amar la vida e interesarse en ella. Algunos de los conceptos del libro nos parecen “hijos de su época”, como puede ser su entendimiento de la homosexualidad. Sin embargo introduce algunas cuestiones que nos dan que pensar: “Darle libertad es permitirle  al niño vivir su propia vida. Dicho así, parece sencillo. Sólo nuestra desastrosa costumbre de enseñar, moldear, sermonear y coaccionar nos hace incapaces de comprender la sencillez de la verdadera libertad.  ¿Cuál es la reacción del niño a la libertad? Los niños inteligentes y los niños no tan inteligentes ganan algo que nunca tuvieron, algo que es casi indefinible. Su principal manifestación exterior es un gran aumento de sinceridad y de caridad, y además un decrecimiento de la agresividad. (…) Pero libertad significa derrota de la ignorancia. Un pueblo libre no necesitaría de censores de comedias ni de costumbres.” Claro que se mezclan asuntos de clase, de género, cuánto hay de innato y qué de aprendido en nuestras conductas, muchas de estas cuestiones quedan en suspenso. Estas imágenes (la de ayer y la de hoy) son de la Biblioteca Digital Maliaya, que permite la consulta online del patrimonio bibliográfico y documental relacionado con Villaviciosa.

Imagen

913,81

Lo bueno de no haber leído a los clásicos, como El Camino de Miguel Delibes, es hacerlo ahora. Pensando en la travesía, creí que habría un viaje a través de las páginas, que nos moveríamos por Cantabria, era tan sólo una expectativa. La evocación de una noche insomne en la que Daniel, “el Mochuelo” se pregunta por lo que significa “progresar en la vida”, esas ambiciones de los padres (los hijos-proyecto que decía Mercedes R.) que no se sabe si alegran o amargan la vida de los vástagos. “Hijos -les dice el cura- todos tenemos un camino marcado en la vida. Debemos seguir siempre nuestro camino, sin renegar de él (decía don José). Algunos pensaréis que eso es bien fácil, pero, en realidad, no es así.” Fatalismo o responsabilidad para con la oportunidad de darle forma a nuestras propias vidas.

Imagen

841,16

De paseo por La Tabacalera, a vueltas con los FRACs… Here and Elsewhere es una exposición heterogénea (crítica social, estética medioambiental, cultura pop en forma de música o moda, asuntos personales) que dice su comisario Sayoko Nakahara inspirada en una película dirigida por Jean-Luc Godard y Anne-Marie Miéville en 1976 cuya finalidad era analizar el paralelismo o los límites borrosos que existen entre “nosotros” y los “otros”. Los bañistas de la artista finlandesa Elina Brotherus actualizan nuestra experiencia del baño, ahora que parece llega el calor. El nuestro no es ensimismado ni pretende inscribirse en la tradición de la historia del arte ¡Vivan las piscinas con manguitos!

Imagen

705,68

Parece que la actividad empieza a disminuir y llega mi momento de ponerme al día con las exposiciones madrileñas. Decido visitar primero Playgrounds. Reinventar la plaza en el Reina Sofía. Sólo llego a la mitad, volveré mañana a terminarla: me enredo en las reflexiones y las interpelaciones que se me hacen, como peregrina de esta travesía: la necesidad de rescatar una imaginería de lo maravilloso, los parques y jardines dedicados al juego infantil en los miles de junk playgrounds documentados por Nils Norman. Reunir todo tipo de chatarra para que los niños puedan trabajar dice Carl Theodor Sorensen, “por supuesto tendría una apariencia espantosa”. Y sin embargo “en los desechos del mundo nace un mundo nuevo: nacen leyes donde no hay ley” le respondería Pasolini. Son estos nuestros solares, nuestros terrenos baldíos, los descampados en los que poder reintegrar la potencia de la experiencia del descanso, tan degradada por nuestro trabajo a tiempo completo como agentes económicos…

Imagen

667,84

Beatriz ha bautizado la LENOTECA y además del nombre le ha regalado cuatro cuentos que son pequeñas joyas para disfrutar, hedonismo puro de las ediciones por ella seleccionadas: las ilustraciones, el movimiento de algunas páginas, los papeles… Hacía tiempo que no sentía ese placer, detenidamente, por el “objeto” libro. Entre esta pequeña colección, había un ejemplar de Jimmy Liao, Esconderse en un rincón del mundo que me permitiría a mi entender un poco mejor las sensaciones de los pequeños: “Puedes jugar en un jardín, pero con cuidado de no pisotear las hermosas y delicadas flores. El viento te acaricia suave y las mariposas aletean gráciles. El armario mágico y misterioso está en la linde del bosque. De vez en cuando, un niño con una sonrisa de oreja a oreja abre la puerta y grita jubiloso hacia el cielo: “¡He vuelto! ¡Ya vuelvo a estar aquí!.” Son mundos que se abren y que se extienden con la editorial Media Vaca, qué de gente maravillosa con la que compartimos la travesía.