Imagen

2317,48

Hoy iniciamos una nueva transición, esta vez al otoño. Se denomina equinoccio al momento del año en que el Sol está situado en el plano del ecuador terrestre. Ese día el Sol alcanza el cenit. El paralelo de declinación del Sol y el ecuador celeste entonces coinciden, los dos polos terrestres se encuentran a la misma distancia del Sol y la luz se proyecta por igual en ambos hemisferios.
La palabra equinoccio proviene del latín aequinoctium y significa «noche igual». Que el día durará el mismo tiempo que la noche y a partir de ahora los días comenzarán a ser cada vez más cortos.

Imagen

1401

Lila & Flag, la última parte de la trilogía de Berger es una historia de amor apasionado y dramática. Para mí, sin embargo, están más presentes los ecos de las relaciones truncadas entre generaciones de padres e hijos. Las esperanzas de unos en la vida de los otros, la incapacidad de éstos para recordar que la vida es finita y tal vez entonces ya no habrá más tiempo. ¿Es ley de vida? La madre de Flag querría verlo prosperar y su hijo va de timo en timo sorteando la miseria. Los abuelos paternos de Sugus anhelaban (del latín anhelare: respirar con dificultad, jadear) conocer a su nieto, pero sus padres no lograron volver para presentárselo. Dice Berger que en su pueblo ve, cada semana del año, a muchos campesinos del lugar reunidos en el cementerio para despedir a alguien que acaba de marcharse: “Aquí coexisten dos ciudades en continua comunicación, la ciudad de los muertos y la ciudad de los vivos”. Esta mañana hemos salido a dar un paseo entre nubes, sol y lluvia, con Carmen, Pilar, Lena y Raúl a Amandi. Además de la iglesia hemos visitado el umbral del gallinero del “Guernica”, con sus pollitos, sus vacas y la bombilla pelada. Llovizna fuera, huele a campo.

Imagen

1163,8

Aruitemo, Aruitemo ó Still Walking, es una película de Hirokazu Kore-eda (Japón, 2008) que marca mis pasos en esta etapa, dejando a la peregrina cargada de reflexiones sobre el mapa emocional que dibujamos los seres humanos. Confluyen aquí diversos tiempos (la muerte del hijo mayor 15 años atrás, las nuevas parejas, el encuentro de los hermanos) las estampas de vidas que se presentan, de individuos que han dejado de verse y no logran actualizar sus vínculos, de espacios fallidos en la comunicación o estructuras que se han anquilosado a la hora de considerar qué es aquél constructo al que llamamos “familia”… y también un abanico de emociones que desvelan una serie de personajes complejos: doloridos, crueles, indefensos. El tempo lento, casi detenido y el disfrute de las escenas (como las instrucciones detalladas para preparar una tempura), la fotografía, los paisajes, las formas, las luces, los sonidos y sin embargo el poso de la belleza nutre las reflexiones que nos propone esta película: even if you walk and walk.

Imagen

446,89

Entregadas las actas comienzo los Pliegos de Teatro y Danza, una adquisición comisariada por Alejandro Simón para la biblioteca de la Facultad. El primer número de esta colección es de Elena Córdoba, El cuerpo en la palabra: “No sé si me interesa el movimiento ni qué movimiento me interesa, me acerco a él, me alejo, necesito verlo en las personas que trabajan conmigo. En el fondo creo que siempre me haré las mismas preguntas. (…) ¿Cuándo se empieza a no levantar los pies para caminar? Se dan pasos pequeños que disminuyen el vértigo de la torpeza. Sólo uno sin afeitar, no abandonar jamás los rituales: aseo, salidas, comida, las costumbres sanas alargan la vida, la apuntalan.” La noche trae un pedazo de vida, la amistad celebrada. Gracias Bea.